El diario del caña

El diario del Caña

REALIZACIÓN GENERAL MASCARÓ CINE
Santiago Nunes Murúa tenía 3 años en enero de 1989 cuando asesinaron a sus padres, integrantes del Movimiento Todos por la Patria.
Fue durante la toma del cuartel de La Tablada (provincia de Buenos Aires), en un intento por frenar la avanzada militar que acechaba a la debilitada democracia argentina.
Ese día él había quedado a cargo de una familia que, con la ayuda de Abuelas de Plaza de Mayo, lograron sacarlo a Brasil, país donde reside hasta el día de hoy.
30 años después, Santiago regresa a la Argentina para reconstruir la historia de sus padres, Aldira Nunes y “El Caña” Juan Manuel Murúa.

Santiago Nunes Murúa, he was 3 years old in January of 1989 when his parents were murdered, members of the Movimiento Todos por la Patria. It was during the seizure of the
La Tablada barracks (province of Buenos Aires), in an attempt to stop the military outpost that haunted the weakened Argentine democracy. That day he had been left in charge of a
family that, with the help of Grandmothers of Plaza de Mayo, managed to take him to Brazil, the country where he lives to this day. 30 years later, Santiago returns to Argentina to
reconstruct the story of his parents, Aldira Nunes and “El Caña” Juan Manuel Murúa.

SINOPSIS

A las 6:30 del 23 de enero de 1989 un grupo de militantes del MTP (Movimiento Todos por la Patria) irrumpió en el cuartel de la Tablada. El plan era llegar a los tanques y salir –convocando al pueblo- a Plaza de Mayo, para exigirle a Alfonsín que no cediera ante la avanzada militar, por la independencia económica y la defensa de una democracia más igualitaria. Los militantes del MTP fallaron en su intento y fueron brutalmente reprimidos. En este hecho murieron, por las balas militares o fusilados alevosamente, 23 militantes. En los días posteriores al hecho no fue posible identificar 8 cuerpos, se presume por el uso de fósforo blanco o explosivos. Los 13 sobrevivientes denunciaron que fueron sometidos a feroces torturas después de que se rindieran. Hubo 6 personas desaparecidas. No hubo ningún herido. Santiago Nunes Murúa tenía 3 años en enero de 1989. Sus padres eran dos de los militantes que intentaron tomar el cuartel y no salieron con vida. Él había quedado a cargo de una familia que, con la ayuda de Abuelas de Plaza de Mayo, lograron sacarlo a Brasil, donde reside hasta el día de hoy. En 2013, el Equipo de Antropología Forense identificó los restos de 2 desaparecidos de la Tablada, entre ellos, los de Juan Manuel Murúa, el papá de Santiago. En su primer regreso a Buenos Aires después de 28 años, se encuentra con su abuela, quien le entrega un álbum de fotos y unas hojas mecanografiadas de color amarillo pálido. De la mano de Santiago, esta película reconstruye la historia de su padre, “El Caña” Juan Manuel Murúa, y las razones por las cuales llegó a formar parte del MTP. Sus inicios en la Córdoba de los años 60, la militancia junto a Tosco, su  incorporación al PRT (Partido Revolucionario de los Trabajadores), el exilio en Brasil y su regreso a la lucha por la revolución en Nicaragua. Santiago se pregunta quiénes eran sus padres. ¿Guerrilleros? ¿Luchaban por un mundo más justo? Se siente listo para indagar qué fue lo que hicieron y cómo llegaron a ser capaces de arriesgar su vida por las ideas que tenían. Y con él está su abuela Noemí, para abrirle el camino hacia esa historia. La suya.

MOTIVACIÓN

Desde Mascaró Cine trabajamos hace 17 años haciendo películas que describen, y de alguna manera reivindican, las luchas sociales y políticas de los años 60 y 70. Nuestro territorio es la memoria. Pero nunca en el sentido de una memoria- museo, nunca con una mirada contemplativa o de idealización. El nuestro es un territorio -un cine- que intenta intervenir en los debates actuales acerca de qué tipo de sociedad queremos, cómo queremos que se proyecten nuestros sueños y especialmente, interpelar a los espectadores en tanto hombres y mujeres que caminan a construir su propio destino. Desde este punto de partida, es que comenzamos con los primeros documentales. En el 2003 estrenamos USO MIS MANOS, USO MIS IDEAS (Primer Premio en el Festival de DDHH, entre otros reconocimientos), luego la trilogía GAVIOTAS BLINDADAS y UN ARMA CARGADA DE FUTURO en 2010. A partir de entonces nos propusimos profundizar en los recursos narrativos, con la intención de llegar a una mayor cantidad de espectadores. Producimos y realizamos SERÉ MILLONES (2014) y SOY TAMBOR (2015), que pretenden romper la barrera del documental tradicional y, aprovechando la elasticidad del género, llevar hasta el límite el juego de representación de la realidad. Con EL DIARIO DEL CAÑA, pretendemos dar un paso más hacia la búsqueda de ese público que por prejuicio o desinterés no se acerca al formato documental. Elegimos nuevamente como punto de partida una historia que nace de las filas del PRT-ERP, organización que revisamos cinematográficamente en muchas oportunidades. En este caso, partimos del hallazgo de un diario que perteneció a un combatiente del ERP, que en 1979 se unió al Ejército Sandinista, siendo protagonista de la liberación de Nicaragua, y que muere 10 años después en el copamiento al cuartel de la Tablada.  Este relato tiene el valor de ser un testimonio de los primeros años de la democracia en Argentina y del contexto político latinoamericano, principalmente las luchas en Nicaragua y El Salvador. Así mismo tomamos los hechos de La Tablada como punto de inflexión para analizar la política del momento. Sobre cómo reaccionó la prensa y la sociedad civil, cuáles fueron las medidas del presidente Alfonsín y de los partidos de izquierda. Una suma de hechos que nos ayuden a pensar hoy nuestra democracia. A casi 30 años de aquellos hechos, y a pesar de que se publicaron algunos análisis recientemente, creemos que aún es un tema poco abordado en las pantallas del cine nacional. Sin embargo, no pretendemos profundizar en los motivos del copamiento, si no más bien rescatar la mirada de esos hijos de los combatientes caídos en La Tablada, que en algunos casos son hijos de desaparecidos en democracia.

 

Directora

Mónica Simoncini

Director

Omar Neri

Dureción

70 minutos

Con el Apoyo del

INCAA

Con la participación de

Santiago Augusto Nunes

Producción

Susana Vazquez

Música original

Carlos Senin

Investigación

Romina Migueles

Investigación

Pablo Contreras Varas

Realización general

Mascaró Cine

Definición

HD